La pandemia atravesó la pantalla y dio de lleno en figuras públicas, con fuerte presencia en la televisión. A veces como invitados, como es el caso de los políticos. Pero también quienes se encargan de entretener, como los conductores.

La confirmación de Lizy Tagliani como caso positivo estremeció al ambiente, mucho más aun luego del temor que generó hace una semana el test que llevó al intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, a quedar internado por Covid 19. Su esposa, la modelo Jesica Cirio, respiró aliviada cuando su muestra dio negativo.

Junto a Tagliani se confirmaron otros contagios en el ámbito de Telefé y ahora apareció un primer caso en América, donde Jorge Rial es la cara principal de Intrusos, programa del que decidió retirarse, al menos con presencia en estudios.

Considerado de riesgo por enfermedades preexistentes, temeroso por esta sucesión de casos que tocaron bien cerca, el polémico conductor anticipó que se recluirá hasta que mejores los tiempos en términos sanitarios.

“El virus llegó, está instalado y estamos entrando en un momento crítico”, dijo Rial y advirtió que no se siente imprescindible frente a las cámaras sino “en casa”.

Estamos todos cagados, pero es el cagazo en el que no hay que hacerse uno bollito y ponerse a llorar. Es el cagazo de la prevención”, resumió para explicar que no concurrirá por un tiempo a afrontar los vivos en América.

“Ya llegó acá, llegó a Canal 9, llegó a El Trece, llegó a Telefe... Llegó a todos lados”, remarcó y luego habló de sí mismo: “yo soy de riesgo y si me agarra voy a tener más complicaciones que cualquiera”.

“Tomé la decisión de guardarme en mi casa. Por lo menos, hasta fin de mes, como para ver cómo se desarrolla todo”, insistió antes de despedirse.

Comentá y expresate