El conflicto entre el Ejecutivo local y los trabajadores municipales se sigue agravando. Este jueves comenzó una nueva medida de fuerza: paro por 24 horas sin concurrencia a los lugares de trabajo.

Las autoridades municipales ya advirtieron que le descontarán el día a los trabajadores. Desde el Sindicato de Trabajadores Municipales local esperan que llegue una oferta superadora presentada el lunes pasado por el gabinete del intendente Carlos Arroyo.

En la jornada del miércoles, miles de trabajadores, acompañados por integrantes de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses, se manifestaron en la puerta del palacio municipal.

Por su parte, el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente, cargó contra los gremialistas: "No vamos a permitir que se tome de rehén a la ciudad", dijo. "Estamos pidiendo que reflexionen. Que analicen la propuesta del 20 por ciento a marzo, que representa una recomposición salarial del 50 por ciento de marzo a marzo", dijo tras el encuentro.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate