El máximo ídolo de Boca, Juan Román Riquelme, lamentó el ataque de un grupo de hinchas de Riveral plantel de Boca y apeló a la sensatez de Marcelo Gallardo, el entrenador “Millonario”. “Conociendo a Gallardo, que es una persona bastante sincera, creo que no va a querer jugar el partido hasta que los jugadores de Boca estén en condiciones", indicó el “10”.

En el Programa Pasión por el Fútbol (que se emite por Canal 10), Riquelme se refirió a sus sensaciones tras la bochornosa jornada del sábado. "Tenemos suerte de que no tenemos a ningún jugador de Boca internado gravemente. Hay gente que por un cascote en panamericana termina muerta o internada en grave estado”,señaló Román.“No puedo creer que alguien le tire piedras a un micro y que nadie lo pare. Como pasó en 2015, lo más importante es la salud. Gracias a Dios no hay nadie gravemente herido. Ir a tirar piedras es maldad, es querer lastimar. No se puede vivir así", agregó.

Indignado por la situación, Riquelme, que ganó tres Libertadores con Boca, reflexionó: "La gente que tiró las piedras ya tendría que estar detenida. Porque mañana lo hacen de nuevo. El partido ya no importa. Yo tengo hijos, amo a este país y no me quiero acostumbrar a esto", remarcó.

"El día que se juegue, va a haber un ganador. Y en vez de estar orgullosos de que los dos equipos pusieron al fútbol argentino en lo más alto, tenemos que hablar de esto. Que el día que se juegue el partido gane el mejor y ya está. Ojalá que aprendamos a vivir en paz", expresó Riquelme.

Por último, el “10”, que se retiró en 2014 tras ascender con Argentinos Juniors, sostuvo que "Boca, como corresponde, va a querer jugar en condiciones normales. Y River también. No tengo dudas de que Gallardo va a querer jugar cuando los jugadores de Boca estén en condiciones. No lo veo a Gallardo de otra manera".

Comentá y expresate