River sigue firme en el semestre y este domingo dio una muestra de carácter en el Monumental al vencer por 2-0 a Central Córdoba de Santiago del Estero por la fecha número 18 de la Superliga. El “Millonario”, que jugó con diez hombres casi todo el partido, es el único líder del certamen, cuando faltan cinco fechas para su finalización.

Central Córdoba de Santiago del Estero hizo un gran esfuerzo físico en los primeros minutos, pero en pocos toques River supo exhibir su jerarquía y reclamar el dominio del encuentro. Así, a los diez minutos, generó su primera llegada clara con un centro de Rafael Santos Borré por lo bajo desde la izquierda que un defensor del conjunto Ferroviario casi empuja dentro de su propio arco.

Sobre los 13’ llegaría una acción que cambió los planes de Gallardo. En una jugada intrascendente en la mitad de la cancha, Paulo Díaz reaccionó de manera violenta ante un contacto de Gervasio Núñez y le tiró una patada sin pelota. El árbitro Néstor Pitana lo vio y rápidamente le mostró la tarjeta roja al jugador de River, que dejó a su equipo con diez hombres de manera prematura.

El Muñeco se vio así obligado a rearmar la defensa y a romper el esquema de cinco defensores -con dos laterales bien adelantados- para pasar a una línea de cuatro. Con mucho esfuerzo, el elenco local siguió siendo más claro que su adversario.

A los 30’, Pitana no vio una falta de Oscar Salomón sobre Matías Suárez en el área y no cobró el penal que reclamó todo River. Más allá de esa acción, el Millonario siguió intentando en ataque, sobre todo, en los últimos minutos de la etapa. Cuando faltaban cinco minutos para el descanso, Suárez mandó un centro desde la derecha que Borré cabeceó de manera deficiente y la pelota terminó yéndose afuera.

Sin embargo, de tanto ir, River iba a lograr romper el cerrojo impuesto por Central Córdoba. En una de las últimas acciones de la etapa, Nicolás de la Cruz robó una pelota en la mitad de la cancha y mandó el pase para Suárez en la izquierda. El cordobés habilitó a Rafael Santos Borré, que controló la pelota y definió al gol. Así, el colombiano marcó el 1-0 del conjunto Millonario y, además, alcanzó a Silvio Romero en lo más alto de la tabla de goleadores del campeonato. Ambos suman 11 conquistas en lo que va del certamen.

Embed

Aún en desventaja numérica, el equipo de Gallardo se las ingenió para ir por la segunda conquista. Matías Suárez fue fundamental en esa búsqueda y se convirtió en la figura del partido: a los 5’, Diego “El Ruso” Rodríguez le tapó un disparo por lo bajo y, a los 23’, picó la pelota ante el adelantamiento del arquero y el travesaño le negó el grito. Cuatro minutos después, definió al primer palo y la pelota pegó en la parte externa del poste y salió.

Mientras tanto, el Ferroviario iba como podía, tratando de aprovechar el cansancio que acusaban los futbolistas rivales, que habían tenido que correr de más por haber jugado con diez durante la mayor parte del encuentro. Los últimos cinco minutos mostraron al equipo de Gustavo Coleoni jugando en campo rival e insistiendo por el empate. Pero Ignacio Scocco, que había entrado por Borré, sepultó esa ilusión: a los 46′, Nacho frotó la lámpara e hizo un golazo a pura gambeta para decretar el 2-0 definitivo.

Embed

NI el debate sobre el estado del campo de juego ni la expulsión temprana debilitaron a RIver, que sigue firme en busca del título que aún falta en el ciclo Gallardo. El conjunto del Muñeco acumula tres victorias en fila y, con 36 puntos, está en lo más alto de la tabla. Lo sigue Argentinos Juniors -que el sábado por la noche empató ante Racing-, con 31. El único que podría acercarse es Boca, que tiene 30 y que por la noche visitará a Talleres en Córdoba.

Central Córdoba, que venía de vencer a Colón de Santa Fe, se acercó peligrosamente a la zona de descenso en la tabla de los promedios. Por ahora, se mantiene dos escalones por arriba de los puestos de peligro.

Comentá y expresate