River Plate se consagró campeón de la Supercopa Argentina 2018 tras derrotar a su clásico rival Boca Juniors por 2 a 0 en Mendoza, en un partido en el cual el "Millonario" fue superior en el juego, sumado a una increíble participación del arquero Franco Armani.

El arranque fue con nervios y dientes apretados. Los dos técnicos sorprendieron al alterar sus esquemas tradicionales y poner a un enganche clásico. Edwin Cardona fue el que se corrió de la punta al medio en Boca y Gonzalo Martínez fue el encargado de enlazar con los delanteros en River.

El equipo de Guillermo llevaba las riendas aunque sin generar peligro. La gran apuesta era Cristian Pavón, que arrancó por izquierda pero enseguida pasó a la izquierda y complicó a Gonzalo Montiel.

Para colmo, de contra River le dio el golpe de nocaut. Con una corrida memorable de Nacho Fernández -otra de las figuras- el centro al medio del Pity y el toque al gol de Ignacio Scocco, quien minutos antes había entrado por Pratto.

Liquidó la historia River.Otra vez tiene la sonrisa más grande en un clásico. Nuevamente resurge de sus cenizas y da el golpe que más duele. Para Boca quedará el consuelo de la Superliga e intentará salir de este duelo con la Copa Libertadores.

Hoy es todo color de River. El Muñeco lo ha hecho de nuevo.

El gol del "Pity" Martínez

Embed

Scocco marcó el segundo para el "Millonario"

Embed

Noticia en desarrollo.

Comentá y expresate