Embed

River accedió al segundo puesto en soledad del grupo A de la Copa Libertadores al vencer esta noche por 3 a 0 a Alianza Lima, de Perú, en partido correspondiente a la cuarta fecha que se jugó en un estadio Monumental sin público por la sanción aplicada por la Conmebol que pesa sobre el club de Núñez.

Lo de River esta noche fue de alto nivel futbolístico ante un rival inferior, que nunca pudo ganarle en seis enfrentamientos.

El conjunto "millonario" se adueñó del desarrollo desde el arranque mismo del encuentro, impelido por la urgencia de sumar de a tres por primera vez luego de empatar la trilogía de encuentros de la primera rueda.

Marcelo Gallardo eligió a Matías Suárez por encima de Rafael Santos Borré para acompañar en el ataque a Lucas Pratto, que lució muy errático esta noche, al punto de lanzar un tiro penal a la platea a los 25 minutos del primer tiempo.

Y el cordobés le respondió inmediatamente a esa confianza del "Muñeco" ya en el primer cuarto de hora, cuando recibió de un inspirado Nicolás De la Cruz, enganchó hacia el medio para desairar a Rodrigo Cuba (salió lesionado poco después de la media hora de ese período inicial) y de derecha doblegó al arquero mundialista peruano Pedro Gallese.

El monólogo riverplatense se extendió con el mojón del penal malogrado por Pratto y varias acciones lucidas que nacieron de los pies del muy recuperado Enzo Pérez, pasaron por De la Cruz y tuvieron como destinatarios repartidos a Pratto y Suárez.

Claro que este último no solamente se ofrece como alternativa de último pase, sino que también sabe pivotear, filtrar pases e invertir roles con el uruguayo, como por ejemplo lo hizo en el arranque del segundo período, cuando recibió un pase largo de Gonzalo Montiel y de taco y de primera dejó al moreno enganche riverplatense cara a cara con Gallese, pero el arquero terminó ganando por experiencia.

Pero esto no fue obstáculo para que River siguiera jugando su mejor partido de este 2019 y sobre los 8 minutos llegara a la segunda conquista tras un córner lanzado por Ignacio Fernández que Lucas Martínez Quarta cabeceó sobre el primer palo sin la marca personal de Francisco Duclós, que lo soltó justo cuando "Nacho" ejecutó el tiro de esquina.

Después siguió el tiempo de goce para los hinchas riverplatenses que debieron conformarse con regodearse viendo el partido por televisión, pero esto ocurrió por última vez, ya que el club cumplió con la sanción originada en la frustrada segunda final de Libertadores del año pasado ante Boca Juniors, que finalmente se disputó en Madrid.

Pero ese no fue el único consuelo para el aficionado "millonario", sino que además de la victoria pudo observar un muy buen rendimiento del equipo, a tal punto que no extrañó al lesionado Franco Armani porque el cuestionado Germán Lux no tuvo trabajo alguno.

También vio, como elemento negativo, que Pratto sigue con su racha adversa frente al arco rival, ya que tuvo el tercer tanto sobre el final pero se resbaló por elegir mal el movimiento que debía realizar para descartar al arquero Gallese.

Pero por contrapartida encontró esa tercera conquista con otro golazo de zurda de De la Cruz cuando se jugaba el tercer minuto de descuento, aunque esta vez ese tanto fue de jugada y no de tiro libre como el que supo convertirle a Internacional, de Porto Alegre, en el empate 2-2 registrado en Brasil en la fecha anterior.

Ahora River afrontará un partido decisivo para su clasificación el 24 de este mes ante Palestino, en Chile, mientras que los dirigidos por Miguel Ángel Russo parecen aspirar hoy por hoy a terminar como uno de los mejores terceros para, al menos, alcanzar un cupo en la actual Copa Sudamericana, y para ello deberán superar a Inter en Lima el jueves 25.

Las posiciones del grupo A quedaron de la siguiente manera: Inter, 10 puntos; River, 6; Palestino, 4 y Alianza Lima, 1.

Comentá y expresate