Peñarol se movió rápido tras las salidas de D’Vaughn Maxwell y Bruno Barovero. La dirigencia reconfiguró el equipo de inmediato, con la llegada de los aleros Todd Brown y Juan Pablo Vaulet. Ahora, el entrenador Leonardo Gutiérrez deberá ensamblar las piezas, con la posibilidad de que Lucas Arn ocupe el puesto de ala pivote.

El presidente “Milrayitas”, Domingo Robles, se mostró entusiasmado con los cambios en el plantel. "Vamos a ser más competitivos ahora. Los refuerzos son del agrado de todos nosotros y estamos con mucha más expectativa para mirar la tabla en la parte de arriba", explicó.

En diálogo con Los Martines (FM 101.9), Robles señaló que "fue un fin de año muy movido y sorpresivo, pero pudimos negociar rápido y cuando estemos todos vamos a ser un equipo muy competitivo". "Juan Pablo Vaulet es un jugador de un potencial muy grande y Todd Brown entiende mucho el juego", agregó.

Peñarol volverá a competir este sábado, cuando visite a Quimsa de Santiago del Estero desde las 21. Luego, visitará el lunes a Olímpico desde las 22. El primer partido del 2019 como local será el próximo viernes ante Libertad de Sunchales. Como el Polideportivo estará ocupado por boxeo, aún no se sabe el escenario del partido: "Tenemos el estadio de Once Unidos como cancha alternativa, pero no me gusta salir del Polideportivo. Trataremos de solucionarlo de la mejor manera posible", dijo Robles.

Comentá y expresate