Un hombre denunció el robo de joyas del interior de su casa en el barrio Pinos de Anchorena. La policía constató que en el hecho estaba implicada una mujer que había trabajado en el domicilio y fue detenida junto a un familiar. Las alhajas están valuadas en 800 mil pesos.

El pasado miércoles, el propietario de la casa denunció ante el personal de la comisaría cuarta que habían ingresado a robar en su vivienda cuando no había nadie. Al llegar constató el faltante de alhajas que eran propiedad de su madre.

La policía se abocó inmediatamente a establecer la identidad de los autores y constató la participación de una ex empleada doméstica.

Embed

Pasado el mediodía del viernes, los efectivos se presentaron en una casa del barrio Santa Mónica y aprehendieron a la sospechosa y a un familiar, que tenían en su poder 41 piezas de alhajas de oro y plata, algunas con incrustaciones de brillantes marca Swarovski.

Con la finalidad de arrepentirse de sus actos y hacer entrega voluntaria de los elementos sustraídos, ambos manifestaron tener participación en el robo.

El fiscal Leandro Arévalo dispuso el secuestro de las alhajas y que se notifique a ambos acusados de la formación de causa por el delito de hurto agravado.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate