Un joven de 26 años, que tenía salidas transitorias de la cárcel, protagonizó un violento raid por la ciudad hasta que fue detenido por la policía. El delincuente cumplía una condena por el homicidio del comerciante Jorge Marizcurrena en 2012.

El delincuente, apodado “Homerito”, robó un auto en Bahía Blanca al 1700 y, tras chocar en Champagnat y Rivadavia, huyó a pie y asaltó a mano armada a una mujer que circulaba en una moto. Ante la resistencia de la víctima, efectuó un disparo pero la bala no salió. Y en su nuevo intento de huida fue detenido por personal policial.

Foto.jpg

“Homerito”, identificado como Cristofer Emanuel Pérez, fue alojado en la Unidad Penitenciaria N°44 de Batán y quedó imputado robo agravado por el uso de arma de fuego y robo agravado por el uso de arma en grado de tentativa

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate