Un hombre murió desangrado este domingo por la madrugada a raíz de los cortes que sufrió al intentar ingresar a una casa tras romper un vidrio. El hecho ocurrió en el barrio El Gaucho y los investigadores intentan esclarecer el episodio.

El hecho ocurrió cerca de las 4, cuando el hombre ingresó a una vivienda ubicada en Vignolo al 400 tras romper uno de los vidrios de acceso. Tras la sorpresa de los propietarios de la casa, que discutieron con el intruso ensangrentado, personal policial arribó al lugar y lo detuvo.

Afectado por los distintos cortes, el hombre se descompensó ante la presencia de los efectivos policiales y, pese a la llegada de la ambulancia, murió a los pocos minutos.

El hombre aún no fue identificado y los investigadores aguardan por los resultados de la autopsia para tener mayores certezas sobre los causales de la muerte.

Comentá y expresate