Vecinos denunciaron ante la justicia y organizaron un “escrache” a un comerciante de la zona al que acusan de haber atado a un perro callejero y arrastrarlo por la ruta hasta matarlo.

“Rubio” era el animal que solía permanecer la mayor parte de las jornadas en inmediaciones de una estación de servicio de Mar del Tuyú. Un video que se hizo viral permitió confirmar la bestial actitud de un hombre que, por razones que se desconocen, recurrió a una soga que ató en un extremo al cuello del can y el otro al paragolpe de su vehículo.

Luego avanzó a velocidad con el perro golpeando contra el asfalto. Sus restos fueron hallados y levantados por gente de la zona, que pronto pudo averiguar quién había sido el responsable o, al menos, el principal sospechoso.

rubio justica.png

Se presentó una denuncia penal en la fiscalía a cargo de Martín Miguel Prieto, que entre otras medidas ordenó actuar con suma celeridad para que peritos tomen rastros en el tramo de ruta por el que fue arrastrado el perro, se tomen evidencias allí de sus restos y se recurra a todas las cámaras de seguridad para hacerse de pruebas que podrían resultar irrefutables.

Uno de los testigos aseguró que el conductor del vehículo “venía haciendo zigzag por la ruta” con clara intención de hacer que el animal golpee y arrastre sobre el pavimento.

Organizaciones defensoras de animales ya se movilizaron para realizar un “escrache” frente al local del acusado y al mismo tiempo abrieron una campaña en el sitio Change.org para juntar firmas en condena de este hecho y su responsable.

Comentá y expresate