Oscar Ruggeri reveló la cábala más cruel y dolorosa que tenía la selección argentina en el Mundial de Italia 90. El protagonista era Tito Benrós, histórico utilero de la Albiceleste, que falleció en 2015.

"Tito era un crack, ya se fue, el utilero de la selección era un crack", lo elogió el Cabezónantes de la confesión. "Lo atábamos, lo teníamos estaqueado y lo afeitábamos todo, el pito, todo. Le levantábamos el pito y le dábamos. Y empezaba a gritar: 'Ay, ay', y nada, ¿quién iba a venir a ayudarlo?", recordó Ruggeri en el programa 90 minutos de fútbol, por Fox Sports.

"Le traíamos alcohol y le tirábamos alcohol. ¡Los gritos que pegaba! Con la hojita lo afeitábamos. Era cábala, porque ganábamos. Después juntábamos guita y sabés el premio que le dábamos…", justificó el ex defensor de Boca, River y San Lorenzo.

Ruggeri continuó profundizando en la escatológica cábala: "Le afeitábamos los huevitos. Era un tipo grande, viste que la huevera se pone grande. Levántamos y le dábamos, para el lado del culito. Todos los jugadores estábamos ahí. ¿Quién levantaba ahí abajo? Cualquiera levantaba. Lo que nos divertíamos… Él sabía que el día anterior al partido era cábala; a la tardecita empezaba a correr y se iba, lo teníamos que agarrar. Y así llegamos a la final".

El equipo dirigido por Carlos Salvador Bilardo arribó a la final, que perdió en el polémico partido frente a Alemania por el gol de penal de Andreas Brehme.

Comentá y expresate