Este jueves Rusia registró 1.251 fallecimientos por Covid-19, lo que representa un nuevo récord diario de muertes desde que inició la pandemia. Es el segundo día consecutivo que el país sufre cifras máximas.

La ciudad más afectada en muertes fue la capital, Moscú, que reportó 94 nuevos decesos. En segundo lugar está San Petersburgo, con 79 fallecidos; y le sigue la región de Krasnodar, con 65. Rusia acumula hasta el momento 260.335 personas fallecidas por coronavirus.

Además, se identificaron en todo el país 37.374 nuevos casos de Covid-19en las últimas 24 horas. El foco de la pandemia, Moscú, informó 4.062 nuevos contagios, por delante de la región de San Petersburgo, que tuvo 2.645.

Rusia es el quinto país del mundo después de Estados Unidos, India, Brasil y el Reino Unido por el número de contagios documentados.

Rusia covid 2.jpg

Baja tasa de vacunación

Las autoridades sanitarias señalan que el aumento de contagios y muertes se debe a la agresividad de la variante delta, la falta de acatamiento por parte de la sociedad rusa a las reglas sanitarias y, sobre todo, a la baja tasa de vacunación en el país.

Según los datos oficiales publicados, en Rusia casi 58 millones de personas han sido vacunadas con el esquema completo de inmunización contra el Covid-19, es decir, el 35,8% de la población (Our World in Data). Estas cifras apenas llegan a la mitad del porcentaje de la población vacunada que buscan las autoridades rusas, que es del 80%.

Embed

Esta situación es sorprendente porque Rusia fue uno de los países pioneros en fabricar su propia vacuna, la Sputnik V, que incluso exportó a otras naciones y que fue utilizada con un grado de éxito considerable. A pesar de eso, la reticencia de los habitantes rusos a darse la inyección es lo que mantiene baja la cifra de vacunados en el país.

A partir de esta situación, el Gobierno ha enviado al Parlamento un proyecto de ley para implantar el uso obligatorio de un pase sanitario en lugares públicos y el transporte a partir del próximo 1 de febrero. Hasta entonces, los no vacunados podrán acceder a los establecimientos “libres de covid” y usar otros servicios no esenciales con una prueba PCR negativa.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate