El conflicto bélico en Ucrania ya está cerca de cumplir tres meses de duración y las determinaciones de los países de la región apuntan a protegerse de posibles ataques rusos. Así lo hicieron Suecia y Finlandia, que ya presentaron sus pedidos de membresía oficiales en la OTAN. En respuesta, las autoridades de Rusia señalaron que esta medida tendrá una reacción militar "proporcional" y "adecuada".

Así lo dijo este jueves Valentina Mviyenko, la presidenta del Consejo de la Federación, es decir, la Cámara Alta del Parlamento.

También podés leer:

En una entrevista con un medio ruso dijo: "En primer lugar, en términos militares, la reacción de Rusia será proporcional y adecuada a la presencia de la OTAN en los territorios de estos dos estados, a qué tipo de armas se desplegarán", aunque no especificó qué tipo de medidas militares pondrá en práctica el Kremlin.

image.png
Valentina Matviyenko, Presidenta del Consejo de la Federación de la Asamblea Federal de Rusia.

Valentina Matviyenko, Presidenta del Consejo de la Federación de la Asamblea Federal de Rusia.

En sus palabras, el ingreso de las naciones nórdicas en la OTAN "afectará negativamente" a la situación política en Europa y que, al contrario de lo que buscan con esta medida, Suecia y Finlandia no encontrarán mayor "estabilidad", ya que es una decisión tomada "bajo la presión de Occidente" y no se trata de una búsqueda "soberana".

Además, hizo hincapié en la celeridad con que fue anunciado el pedido de incorporación en la alianza, como un signo de debilidad política. "Se está moviendo muy rápido. En un tema tan serio y significativo. Ni siquiera consideraron necesario realizar un referéndum para pedir la opinión de los ciudadanos de estos países", dijo Matviyenko. Al mismo tiempo, lamentó que este viraje en la política exterior lleve a "una disminución en el volumen de interacción y cooperación".

De todas formas, agregó que "habrá una oportunidad de reanudar el diálogo" cuando se complete la "operación militar especial", como las autoridades rusas llaman a la invasión a Ucrania.

La negativa de Turquía a la adhesión de Suecia y Finlandia

El bloque de 30 países que conforman la OTAN aún no han llegado al consenso que se necesita para aceptar las solicitudes de las dos naciones que buscan el ingreso. Lo que sucede es que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, puso un freno en las candidaturas, que aspiraban a ser "exprés" en un primer momento.

image.png

Por ese motivo aún no se abrieron negociaciones entre la alianza de defensa, Helsinki y Estocolmo. Aunque muchos analistas aseguran que Erdogan tomó esta posición para negociar y conseguir concesiones por parte de los aliados (así como de los propios Suecia y Finlandia), el mandatario turco dijo que no hay necesidad de que las delegaciones de los países escandinavos intenten convencerlo porque su postura es firme.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate