La energía está en el centro de la escena internacional con el conflicto bélico latente entre Rusia y Ucrania y las sanciones que Occidente impone contra el Kremlin. Con un salto exponencial en los precios internacionales, Europa ya se prepara para un corte total del suministro del gas por parte de Rusia a través del gasoducto Nord Stream 1, aunque el país presidido por Vladimir Putin anunció que reanudaría el flujo de gas según lo establecido, según informó Reuters.

Sin embargo, Reuters también consignó que las fuentes informaron bajo la condición de anonimato, ya que también expresaron que se espera que el gasoducto vuelva a funcionar en una escala menor a su capacidad de 160 millones de metros cúbicos por día.

Este gasoducto representa más de un tercio de las exportaciones de gas natural que viaja desde Rusia a la Unión Europea. El suministro se detuvo el pasado 11 de julio para realizar tareas de mantenimiento durante diez días y los directivos europeos ya diagramaban soluciones para sortear un corte total del gas.

El mes pasado la empresa de gas estatal de Rusia, Gazprom, ya había reducido las exportaciones de gas a través de esta ruta al 40% de su capacidad, asegurando que los retrasos en la devolución de una turbina que la empresa Siemens Energy está reparando en Canadá provocaba demoras en el funcionamiento normal.

image.png
Rusia continuará el envío de gas a Europa pero disminuirá el suministro.

Rusia continuará el envío de gas a Europa pero disminuirá el suministro.

A propósito, el periódico ruso Kommersant señaló el pasado lunes que Canadá ya había enviado la turbina en avión a Alemania el 17 de julio, lo que deja un escaso margen de tiempo para instalarla antes del 21 de julio, fecha establecida para retomar el envío de gas a Europa.

Desde el gobierno de Alemania dejan en claro su rechazo al argumento de Gazprom de retrasos en la reparación de la turbina y consideran que Rusia está respondiendo a través de la reducción de suministros a las sanciones occidentales implementadas contra Moscú.

Si se efectiviza una interrupción prolongada del suministro de gas, la situación energética en Europa se agravaría aún más y los países afectados deberán implementar planes de racionamiento para evitar que la crisis sea más dura en los meses fríos del invierno.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate