Este martes, las autoridades del Kremlin reaccionaron a la decisión de Estados Unidos de poner en "alerta máxima" a 8.500 soldados ante la posibilidad de un despliegue en Europa del Este por las crecientes tensiones que hay entre el país norteamericano y Rusia con respecto a la situación en Ucrania.

El portavoz de la Presidencia de Rusia, Dmitri Peskov, dio una rueda de prensa telefónica y dijo que "Estados Unidos está exacerbando las tensiones". "Observamos con gran preocupación estas acciones", declaró.

El pasado lunes, el Pentágono de Estados Unidos dijo que una fuerza de hasta 8.500 soldados norteamericanos estaba en "alerta máxima" para realizar un posible despliegue que busque reforzar la Fuerza de Respuesta de la OTAN en los países de Europa del Este por la crisis en Ucrania.

Por su parte, Rusia concentró unos 100.000 soldados en las zonas fronterizas con Ucrania y estaría bordeando el perímetro. Esta situación genera un fuerte temor global por la posibilidad de un enfrentamiento armado entre Occidente y Rusia.

Además, Peskov también confirmó que habrá una charla entre el presidente ruso, Vladimir Putin y el presidente francés, Emmanuel Macron, a fines de esta semana.

Desde el gobierno francés también anunciaron una reunión, que incluirá a funcionarios rusos, ucranianos, franceses y alemanes para tratar diplomáticamente la situación. El encuentro será en París el miércoles.

Qué hará Estados Unidos

Por su parte, el secretario del Pentágono, John Kirby, señaló este lunes que aún no había una decisión final sobre los despliegues, que se producirían si la OTAN decide activar una fuerza de respuesta rápida "o si se desarrollan otras situaciones" con respecto a la actividad militar de Rusia en las fronteras de Ucrania.

image.png

“De lo que se trata es de tranquilizar a nuestros aliados de la OTAN”, dijo Kirby, y agregó que no está previsto el despliegue de tropas en Ucrania. Además, dijo que no estaba preparado para identificar las unidades que serían puestas en alerta porque todavía estaban siendo notificadas.

A los dichos de Kirby se suman los de la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki: “Siempre hemos dicho que reforzaríamos a nuestros aliados en el flanco oriental, y esas conversaciones y discusiones han sido sin duda parte de lo que nuestros funcionarios de seguridad nacional han estado discutiendo con sus homólogos durante varias semanas”.

En caso de que la OTAN lleve adelante la activación de respuesta, la mayoría de los 8.500 soldados estadounidenses puestos en alerta serían enviados, según dijo Kirby, y aclaró que no se descarta que las tropas de Estados Unidos que ya tienen base en Europa sean trasladadas a la zona del este como refuerzo.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate