La Comisión Directiva del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) en Mar del Plata rechazó la presencialidad en el distrito, mientras se mantiene "un promedio de 450 casos diarios" de coronavirus, y se opuso a los amparos que presentaron distintos establecimientos educativos.

"Estamos atravesando el momento más crítico", razonaron a través de un comunicado que condenó actitud "irresponsables".

Los representantes sindicales infieron que en General Pueyrredon "estamos atravesando el momento más crítico" y anticiparon que denunciarán ante el Ministerio de Trabajo "toda forma de presión que alguna escuela llegara a realizar hacia los docentes con el fin de acompañar estas irresponsables protestas públicas y presenciales".

El comunicado completo de Sadop

Por estas horas conocimos sobre ciertas manifestaciones que se están organizando en la puerta de algunas escuelas de gestión privada de nuestra ciudad, en protesta por la suspensión de la presencialidad debido al cambio de fase y desde el Sindicato Argentino de Docentes Privados observamos con profunda preocupación este tipo de iniciativas, así como la de realizar planteos judiciales para evadir la ejecución, en el ámbito educativo, de la política pública de cuidado y contención de los contagios.

Estamos atravesando el momento más crítico, desde el punto de vista sanitario, desde que comenzó la pandemia. El cambio de fase no es una decisión caprichosa sino que obedece a que la ciudad está ocupando el tercer lugar de la provincia en cuanto al nivel de contagios, con un promedio de 450 nuevos casos diarios. En este contexto, volver a las clases virtuales tiene como principal objetivo disminuir la circulación de personas y reservar el uso del transporte público sólo para trabajadores esenciales y personas que por cuestiones impostergables deban desplazarse. En esta coyuntura no es suficiente con sostener que se aplicará el protocolo al interior de la escuela, algo que estuvimos monitoreando desde el SADOP mientras las condiciones permitieron la presencialidad. Hoy es necesario redoblar los esfuerzos para evitar toda circunstancia que sea propicia para la propagación del virus.

Embed

No cabe dudas de que la pandemia afectó a todos no sólo en lo económico, en lo emocional y psicológico también. Por ello desde un primer momento, desde el sindicato hemos propuesto la creación de un comité de crisis para atender las necesidades específicas del sector, hemos impulsado y promovido el otorgamiento del ATP y PPT para quienes realmente lo necesitaran, nos pusimos rápidamente a trabajar en los protocolos de vuelta a clases presenciales. En síntesis, estuvimos en contacto y dispuestos a trabajar en conjunto con las cámaras empresariales de la gestión privada así como con funcionarios de reparticiones municipales, provinciales y nacionales para el sostenimiento del empleo y la actividad del sector.

Por todo el enorme esfuerzo que se ha puesto en juego para atravesar una crisis que es mundial y que nadie hubiera deseado, entendemos que ignorar las disposiciones y políticas que están diseñadas para proteger a la población, es de alguna manera vulnerar los principios republicanos de nuestra democracia, algo que no estamos dispuestos a aceptar. Como tampoco permitiremos que se priorice el interés particular sobre el colectivo, los privilegios por sobre las necesidades de los más vulnerables.

Por todo ello, denunciaremos antes el Ministerio de Trabajo toda forma de presión que alguna escuela llegara a realizar hacia los y las docentes con el fin de acompañar estas irresponsables protestas públicas y presenciales, así como ante la DIEGEP aquellos establecimientos que estén frustrando adrede el dictado de clases virtuales.

Instamos por el contrario a todas las comunidades a promover las acciones de cuidado y concientizar sobre importancia de la vacunación como cuestiones centrales para poder detener el nivel de contagios y poder retornar lo antes posible a las actividades presenciales.

Confiamos en que la justicia no cederá ante estas maniobras que intentan condicionarla. Los antecedentes judiciales sobre planteos similares dejan en claro que no hay motivos para anteponer el interés particular por sobre una cuestión que compromete a la salud y la vida de miles de marplatenses.

Comentá y expresate