A dos años del hundimiento del buque marplatense San Antonino, familiares de las víctimas reclamaron justicia esta tarde en la Banquina Chica de los Pescadores. La movilización incluyó la inauguración de un mural, realizado por Verónica Ricardenez, la hermana de Alejandro, uno de los tripulantes desaparecidos.

“No se me va a olvidar tu voz aunque pierda la memoria”, reza el mural realizado por Verónica, una de las mujeres que en los últimos años ha luchado para que haya justicia. Al pedido de Verónica se sumaron esta tarde muchas de las mujeres que reclaman por sus familiares fallecidos en otros hundimientos, como los de El Repunte y el Rigel. En la concentración, pidieron por el esclarecimiento de cada una de las causas.

El San Antonino, que tenía más de 50 años de antigüedad, se hundió el 1 de septiembre del 2016 a las 6 de la mañana, poco después de haber zarpado. La embarcación, que tenía 16 metros de eslora, se hundió tras sufrir una filtración de agua en el casco de la embarcación.

Las víctimas del naufragio fueron Sergio Juárez, Carlos Campos y Gonzalo Godoy. A su vez, permanecen desaparecidos Claudio Zerboni, Pablo Pardo y Alejandro Ricardenez.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate