Tras la ratificación por parte de la Cámara de Diputados bonaerense de los cambios introducidos por el Senado a la adhesión a la Ley nacional de Economía del conocimiento, la presidenta del Concejo Deliberante, Marina Sánchez Herrero, indicó que “Mar del Plata tiene las condiciones para ser estratégicamente el polo tecnológico”. En ese sentido, señaló: “La economía del conocimiento derrama en todos los sectores”.

La adhesión a la norma nacional permite impulsar la radicación de nuevas empresas o la reconversión de las existentes atento a que las actividades beneficiadas no se limitan a la producción de software y servicios informáticos. El régimen promocional estipula una serie de beneficios fiscales respecto de los tributos federales

“La inversión en tecnología, ciencia, innovación y educación genera un crecimiento del sector tecnológico que es aplicado en otros sectores. No es sólo en la industria, en el turismo en la construcción, sino en salud y educación. Se generan políticas públicas y estratégicas en materia de esa actividad. Eso derrama en todos los sectores”, dijo Sánchez Herrero en diálogo con Ahora Noticias.

“En Mar del Plata lo que queremos es que seamos estratégicamente nosotros el polo tecnológico. Mar del Plata tiene las condiciones para que lo sea, con 120 empresas y más de 500 emprendimientos”, remarcó.

A los beneficios de la ley nacional, en la provincia de Buenos Aires la exención en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos bajo ciertas premisas, que varían entre el 70% y el 100% según el porcentaje de actividades desarrolladas que encuadren en la promoción. Cuantas más actividades promocionadas mayor la exención. Asimismo, dispone la estabilidad fiscal para los beneficiados, entendiéndose por tal que los beneficiarios no podrán ver incrementada su carga tributaria durante la vigencia del beneficio y alcanza a los impuestos provinciales, tasas y contribuciones.

Sobre los beneficios de la adhesión a la ley, Sánchez Herrero sostuvo: “Primero hay que ponerlo en clave de inserción social. Todo lo que es una política pública en materia de tecnología tiene dos miradas: una es la tributaria, lo que genera las condiciones de radicación. Necesitábamos las condiciones tributarias para la radicación y para la competitividad. Y después viene la mirada del fomento, que es la que el sector más reclama. Lo que se requiere es una ciudad que tenga condiciones amigables para la actividad y que tenga la capacidad de generar el recurso humano”.

Comentá y expresate