La guerra en Ucrania, que continúa albergando ataques brutales por parte de las tropas de Rusia, sigue generando malestar en Occidente respecto a las sanciones que deben imponerse para presionar a Vladimir Putin a finalizar con las acciones militares. Hasta ahora, la más controversial de todas es la del embargo a las exportaciones de gas, petróleo y otros combustibles, que generarían inestabilidad en la economía europea.

En medio de la discusión de las sanciones, ya el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, había señalado que "tarde o temprano también se necesitarán medidas sobre el petróleo, e incluso el gas".

En ese sentido, el Parlamento Europeo dijo este jueves que deben imponerse más sanciones contra Rusia para condenar la invasión a Ucrania, y que debe ser incluido un embargo "total e inmediato" de las importaciones rusas de petróleo, carbón, combustible nuclear y gas.

La resolución del Parlamento Europeo, que fue aprobada con 513 votos a favor, 22 en contra y 19 abstenciones, consideró que debe existir un plan que acompañe a las sanciones para poder garantizar la seguridad del abastecimiento energético de la Unión Europea. A su vez, también contemplaron que debe haber una "estrategia" para levantar las sanciones en el caso de que Rusia decida corregir sus acciones militares y reestablecer la soberanía e integridad territorial de Ucrania.

image.png
El Parlamento Europeo pidió un embargo "total" del petróleo, carbón, combustible nuclear y gas de Rusia por "crímenes de guerra" en Ucrania.

El Parlamento Europeo pidió un embargo "total" del petróleo, carbón, combustible nuclear y gas de Rusia por "crímenes de guerra" en Ucrania.

También señalaron que debe haber de manera prioritaria una "aplicación plena y efectiva" de las sanciones vigentes en toda la Unión Europea y de las impuestas por sus aliados.

De la mano con lo que pidió el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, el Parlamento Europeo instó a la expulsión total de todos los bancos rusos del sistema interbancario SWIFT, a bloquear el ingreso de buques rusos en aguas del bloque continental y a la prohibición del transporte de mercancías por carretera desde y hacia a Rusia y Bielorrusia.

De la misma manera solicitaron que se incauten "todos los activos pertenecientes a funcionarios rusos o a los oligarcas asociados al régimen de Putin, sus representantes y testaferros, así como a los vinculados al régimen de Lukashenko".

Otro pedido del que se hizo eco el Parlamento de los Veintisiete es al de excluir a Rusia del G20 y otras organizaciones de cooperación multilateral, como el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas e Interpol.

Según los eurodiputados, ésto sería "una señal clara de que la actitud de la comunidad internacional con respecto al Estado agresor no volverá a la situación anterior".

Además apuntaron contra el presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, un aliado incondicional de Vladimir Putin. "Dada la implicación bielorrusa", dice la resolución, las sanciones a Bielorrusia deben reflejar las impuestas contra Rusia para evitar que Putin intente evitarlas a través de Lukashenko.

image.png

Entrega de armas a Ucrania

Otro tema de inmediatez que requiere la atención de Europa y sus aliados, como Estados Unidos, es el envío de armas a Ucrania, que debe "continuar e intensificarse", para que puedan seguir combatiendo a las tropas de Rusia.

Al igual que lo que ocurrió en varias sesiones parlamentarias de algunos países europeos, los eurodiputados expresaron su indignación por la "masacre de Bucha" y las imágenes de las que se hizo responsable al Ejército ruso. La Eurocámara reclamó que se juzgue a los autores de "crímenes de guerra". Para ello plantearon la creación de un tribunal especial de la ONU que se aboque a los crímenes cometidos en Ucrania.

Los diputados se refirieron a las "espantosas atrocidades" en Ucrania, que "constituyen indiscutiblemente crímenes de guerra", y fueron "cometidas por las fuerzas militares rusas en Ucrania y en particular en Bucha, y a la destrucción casi completa de ciudades como Mariúpol y Volnovaja".

Para reforzar el mensaje recordaron que cerca de 10 millones de personas tuvieron que desplazarse dentro de Ucrania y más de cuatro millones de personas han abandonado el país para escapar de la guerra. También solicitaron que se generen corredores humanitarios seguros para poder evacuar a los civiles atrapados en algunas ciudades asediadas por Rusia.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate