Santa Clara: la mujer murió de un paro cardíaco por el estrés
Además, la autopsia reveló que Liliana Vega sufrió golpes en la cabeza

La autopsia practicada al cuerpo de Liliana Vega, la mujer de 58 años que murió en horas de la madrugada tras ser víctima de un violento asalto en su casa de Santa Clara del Mar, concluyó que la víctima sufrió un paro cardíaco por el estrés que le generó el robo.

La autopsia, que duró dos horas y media, también reveló que la mujer recibió golpes en la cabeza. "No tenía problemas cardíacos, falleció por el estrés del violento asalto. Los delincuentes la amenazaron varias veces con matarle al hijo, vivió una situación traumática", dijeron los investigadores.

El fiscal Rodolfo Moure y la ayudantía fiscal -a cargo de Diego Benedetti- caratularon el hecho como "homicidio en ocasión de robo". Un dato: la mujer murió con las manos atadas.Los cuatro delincuentes que cometieron el robo permanecen prófugos y son intensamente buscados.

El hecho ocurrió en una casa de la calle Sorrento 325, partido de Mar Chiquita, a poca distancia de Santa Clara, donde estaban la mujer y su hijo, que fueron separados de habitaciones y encerrados hasta la huida de los ladrones.

Vega se encontraba junto a su hijo de 34 años al momento del asalto. Tras ver a su mamá inconsciente y luego de que los delincuentes huyeran, el hombre salió a pedir ayuda aún maniatado.

Los investigadores aseguraron que los ladrones entraron por la ventana de la planta alta de la casa y sorprendieron a los moradores. Se trata de cuatro delincuentes que ingresaron armados y se llevaron una importante suma de dinero.

Dos ladrones atacaron al hijo de la víctima con quien se trenzaron en lucha, mientras que los otros dos atacaron a la mujer. Tras atarlos y exigir dinero, revolvieron toda la casa.

Luego de llevarse dinero y objetos de valor, huyeron y dejaron a la mujer y su hijo encerrados en una habitación. La mujer ya estaba inconsciente cuando su hijo salió a pedir ayuda a sus vecinos.Al arribar al lugar, la policía constató que Vega había fallecido. Ahora, la Justicia deberá determinar cómo se produjo el hecho y quiénes fueron sus autores, que habrían llegado al lugar a bordo de un auto en el que también escaparon.