Un hombre se cansó de ver al mismo auto estacionado en su cochera y tomó una drástica medida: ensució el parabrisas del infractor y le dejó un mensaje.

El vehículo Peugeot quedó completamente sucio, con la intimidación del vecino para que desista con su actitud.

El hecho que difundió el sitio Con Criterio Salta ocurrió en la capital de dicha provincia y generó miles de comentarios en redes sociales.

El frentista hizo "justicia por mano propia" tirando una buena cantidad de yerba usada en el parabrisas del vehículo, además de dejar un cartel categórico: "Cochera privada, no se puede estacionar, cualquier problema llamar al...".

La mayoría de los internautas lo apoyó por su determinación.

Comentá y expresate