En los últimos días se hizo viral la historia de Jan, un hombre belga de 64 años que se casó con una mujer de origen indonesio llamada Mónica. Pero lo realmente insólito de la cuestión es que después de 19 años juntos, Jan descubrió que su esposa había sido un hombre en su juventud.

Cuando Jan tenía 44 años viajó a Indonesia y allí conoció a Mónica. Ambos se conocieron y enseguida se fueron a vivir juntos. Con el paso de los meses, Jan le propuso matrimonio y se casaron en la ciudad de Amberes, Bélgica.

Según se informó, el belga acordó no tener hijos con Mónica. El ya había sido padre en un matrimonio anterior. Así fue pasando el tiempo y vivieron casados durante 19 años. Hasta que un día, Mónica tuvo un problema con su documentación y allí comenzaron las sospechas de Jan.

También revisó el celular de su pareja y advirtió algunos mensajes que hacían sospechar de la real identidad de Mónica. "Nunca había notado nada raro, ni cuando teníamos sexo", confesó el hombre al sitio del diario Het Nieuwsblad.

Después de insistir y ante sospechas evidentes, Mónica reconoció que efectivamente, había nacido hombre y que justo antes de conocer a Jan, se había sometido a una cirugía para cambiar de sexo.

El hombre dijo a un medio de su país: “Siempre pensé que era una mujer atractiva, una mujer, y no tenía rasgos masculinos… Ella me engañó fingiendo que tenía la menstruación, usaba toallas higiénicas para ocultarme la verdad".

Fuente: Clarín

Comentá y expresate