Este miércoles se cumplen 3 años del hundimiento del pesquero marplatense Rigel y los familiares de los trabajadores desaparecidos siguen en busca de Justicia.

Miguel Osorio, padre de Cristina Osorio, uno de los pescadores que perdió la vida en el naufragio, aseguró a Telediario, el noticiero de Canal Diez, que siguen "luchando día a día para encontrar justicia".

"Todavía nos queda mucho camino por recorrer", dijo Osorio. En este sentido, remarcó que "sigue en la lucha por sus nietos que perdieron a su padre en el mar".

"Lo que perdimos ya lo perdimos, a mi hijo no me lo van a devolver más. Lo único que espero es que su memoria no quede en vano", sostuvo.

Osorio remarcó el trabajo en conjunto que hacen con los otros familiares de los tripulantes y destacó que "se apoyan mutuamente para salir adelante después de semejante dolor".

"Ver sufrir a mis nietos que tienen 11 y 5 años es lo más difícil. Siempre me voy a lamentar no haber impedido que mi hijo se suba a ese barco", confesó entre lágrimas.

Por otro lado, volvió a cargar contra el accionar de las fuerzas de seguridad. "Prefectura deja mucho que desear, todos sabemos que el barco ya salió roto de acá", apuntó.

"Yo tengo 63 años y hace 50 maños que vivo en Mar del Plata. Desde que soy chico los barcos que están en el Puerto hacen los mismo y están en las mismas condiciones", denunció.

El 5 de junio de 2018, el Rigel partió del Puerto de Mar del Plata hacia el sur del país. La embarcación tenía 50 años de antigüedad y, según denunciaron los familiares de las víctimas, no estaba en condiciones de partir.

Cuatro días después, el 9 de junio, naufragó a pocas millas de la costa de Rawson. Prefectura encontró parte del barco 23 días después.

A 3 años del hecho los cuerpos no fueron encontrados y tampoco se realizaron tareas para poder buscar los restos de los tripulantes.

Comentá y expresate