Cuatro años después, la muerte del fiscal Alberto Nismansigue inmersa en el barro jurídico que combina lo peor de la política y los servicios de inteligencia. El exfiscal federal de la UFI Amia denunció sorpresivamente el memorándum de entendimiento con Irán y acusó a la plana mayor del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, incluida la por entonces presidenta, por encubrimiento del atentado.

La presentación fue realizada el 14 de enero de 2015, en el amanecer de un año electoral agitado. Nisman apareció muerto en su departamento de Puerto Madero cuatro días después. Desde entonces, la Justicia tomó dos senderos totalmente opuestos: primero se rechazó la denuncia, se desmintieron sus argumentos y se cuestionó la falta de pruebas.

El cuerpo de peritos forenses de la Corte Suprema determinó que nada en el departamento de Puerto Madero señalaba que no hubiera sido un suicidio. Con el cambio de gobierno cambió también el rumbo de la causa. Las mismas cámaras que habían avalado el rechazo a la denuncia se desdijeron y reclamaron investigarla.

Se procesó a los acusados. Una pericia de forenses de Gendarmería, a pedido de la familia de Nisman, determinó que claramente había sido un homicidio, con al menos dos personas involucradas. Las diferencias entre un informe y otro son de tal magnitud que hasta marcan en un lugar distinto el ingreso de la bala que puso fin a su vida.

En los últimos meses, la atención de los investigadores se centró sobre el rol de Diego Lagomarsino. El técnico informático que admitió ser un testaferro de Nisman también reconoció ser quien le dio el arma desde la que partió el disparo que lo mató. Las pruebas realizadas a los teléfonos celulares secuestrados demuestran que mintió: a diferencia de lo que declaró, Nisman no lo contactó a él en la tarde del sábado.

Hubo un intercambio de mensajes de WhatsApp en la mañana. El contenido Lagomarsino "no lo recuerda", según su abogado. La tecnología no permite recuperar el texto. Este viernes, en tanto, se realizará un homenaje en el cementerio bonaerense de La Tablada desde las 10 de la mañana.

Las autoridades de la DAIA y la AMIA, en tanto, participarán de un homenaje que se realiza en Israel.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate