Un hombre de 64 años murió al ser baleado por la policía mientras se defendía de un robo en su casa en Burzaco. El efectivo que disparó fue desafectado y quedó detenido, al igual que los delincuentes

Alertados por un llamado al 911 por un robo, la Policía Bonaerense llegó a la casa del médico. Los uniformados se encontraron con una aparente escena de entradera: vieron en la puerta del domicilio un auto Volkswagen Gol Trend con la llave de encendido puesta y la puerta de la vivienda abierta.

Los agentes ingresaron a la propiedad. Pero en ese momento se toparon con un hombre que los apuntó con un arma. Los oficiales dieron la voz de alto para tirara el arma al suelo, orden que, según la versión oficial, no fue acatada.

"Quizá por efecto del shock nunca bajó el arma cuando entró la policía y estos creyeron que era un delincuente", señala el relato de las autoridades. Ante la negativa, uno de los oficiales, identificado como Horacio Elías Godoy, le disparó. El dueño de casa murió en el acto baleado en el abdomen.

Con el correr de los minutos se conoció la identidad de la víctima: Ricardo Raúl Tassara, de 64 años, médico homeópata, padre de tres hijas.

Poco después del episodio que terminó con su vida, una mujer de 34 años se presentó ante las autoridades como novia de Tassara, y aseguró que su pareja acababa de resistirse a un asalto, enfrentándose contra dos delincuentes e incluso había herido a uno de ellos, según publicó Infobae.

Les hizo escuchar a los policías un audio de WhatsApp en el que Tassara le dijo minutos antes de la llegada de los efectivos de seguridad: "Sí, estaban adentro de casa. Lo agarré a uno, lo cagué a cañazo. Bueno, menos mal que vine rápido, mirá cómo quedó el arma".

Los dos ladrones fueron capturados horas más tarde en la intersección de las calles Morel y Tiglio, en la localidad de Adrogué. Se trata de César Patricio Giardini, de 20 años, oriundo de Rafael Calzada, y Alberto Manuel López, de 27 años, con domicilio en Adrogué. Al momento de la detención, Giardini tenía un corte en su cabeza del lado izquierdo.

En la investigación interviene la UFI N° 8 de Lomas de Zamora, a cargo del fiscal Alejandro Allieno. Personal de Gendarmería y de la Policía Científica realizaron las pericias. En la casa de Tassara encontraron una pistola Bersa calibre 22 largo (arma que portaba en el momento de su muerte), un pistolón, dos revólveres calibres 38 y 357, tres escopetas (una doble caño y las otras calibres 16), un rifle y un aire comprimido.

Octavio Montero, ahijado de Tassara, dijo a Télam que su padrino "era un tipo que tenía mucha experiencia en armas, sabía de caza, y tenía la tenencia y portación de las armas". El joven descree de la versión oficial, ya que dijo que "Ricardo, a una señal de alto, hubiera reaccionado bien. Me parece que se cometió una injusticia básicamente".

Por lo pronto, el oficial Godoy fue desafectado de la fuerza por parte de la Auditoría General de Asuntos Internos y quedó detenido a disposición de la Justicia. En tanto que al resto de la comisión policial se les abrió un sumario.

Comentá y expresate