Una pared lateral de un sector clausurado de la cárcel de Batán se derrumbó este miércoles por la tarde. Por el hecho no se registraron heridos, ya que, según las fuentes consultadas por Ahora Mar del Plata, el lugar no tiene ingreso ni de internos ni de personal.

El derrumbe se produjo en un sector en el que hasta 2017 funcionaba una fábrica de calzados. Un año después, cuando ya la fábrica había dejado de funcionar, se derrumbó el techo, lo que provocó que las autoridades se planteen reparar la losa, de unos 7 metros de altura.

Tras la inspección, se determinó que la reparación sería más costosa que volver a construir la losa. Desde ese momento, el lugar permaneció clausurado.

Pese al derrumbe de este miércoles, ninguna persona del lugar corrió riesgos ya que, según las fuentes consultadas, la población de la cárcel está lejos del sector afectado.

Comentá y expresate