Ya anunciada la quita de subsidios a la electricidad y el gas que se hará de manera progresiva en la población argentina, ahora se espera que una medida de la misma índole avance con el agua.

Según está previsto, este martes al mediodía habría un paquete de anuncios al respecto. De acuerdo al cronograma, los usuarios de mayor poder adquisitivo de la empresa AySA dejarán de tener subsidiado el servicio a partir de noviembre.

image.png

La segmentación se realizará por zonas, de acuerdo a la ubicación del domicilio. Si bien no está confirmado aun, es posible que los usuarios residenciales y también terrenos baldíos localizados en las zonas de calificadas como de ingresos “altos”, sufran una quita total de los subsidios al agua. La implementación sería a partir de noviembre.

Por su parte los usuarios que ya cuentan con tarifa social y comunitaria quedarán exceptuados de la segmentación y no perderán el beneficio.

La eliminación de los subsidios se hará de forma gradual y en tres etapas: subsidio del 40% desde el 1° de noviembre de 2022 y hasta el 31 de diciembre de 2022. Subsidio del 20% desde el 1° de noviembre de 2022 y hasta el 28 de febrero de 2023. Y eliminación del subsidio desde el 1° de marzo de 2023.

Para los usuarios localizados en zonas calificadas como bajas, el cronograma será: subsidio del 45% desde el 1° de noviembre de 2022 y hasta el 31 de diciembre de 2022. Subsidio del 30% desde el 1° de noviembre de 2022 y hasta el 28 de febrero de 2023. Y subsidio del 15% desde el 1° de marzo de 2023.

Los usuarios no residenciales, por último, recibirán subsidio del 40% desde el 1° de noviembre de 2022 y hasta el 31 de diciembre de 2022. Subsidio del 20% desde el 1° de noviembre de 2022 y hasta el 28 de febrero de 2023. Y eliminación del subsidio desde el 1° de marzo de 2023.

image.png

¿Cómo se determinarán los tres niveles de usuarios? Actualmente, la empresa cuenta con 11 coeficientes zonales definidos, que cuentan con distinta carga tarifaria de acuerdo al marco regulatorio. Para la quita de subsidios a partir de noviembre, se simplificará esa división en tres niveles.

En 2022, accedieron a la tarifa social 250.000 hogares. La idea es que en los próximos meses se amplíe la difusión del programa y se facilitará el acceso a más usuarios, que cumplan con los requisitos. El acceso al programa de tarifa social requiere a los hogares unipersonales un ingreso neto (ingreso menos gastos de salud y vivienda) inferior a dos jubilaciones mínimas ($86.630 a septiembre de 2022). Luego, se agrega un ingreso adicional equivalente a una jubilación mínima por cada integrante adicional del hogar. El monto máximo de ingreso neto para acceso al programa será en septiembre de 2022 de $216.575.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate