Franco Gabriel Altamiranda Díaz, el delincuente de 22 años que permanecía prófugo por el crimen del motociclista Nicolás Aramayo, se entregó este viernes en Tribunales y quedó detenido.

Embed

El acusado fue trasladado a la DDI (Delegación Departamental de Investigaciones) y en las próximas horas declarará ante el fiscal del caso Leandro Arévalo.

Altamiranda Díaz quedó detenido en la cárcel de Batán por el crimen de Aramayo, el motociclista de 30 años que murió tras sufrir una golpiza cuando fue interceptado por al menos seis delincuentes que intentaron robarle la moto en Hernandarias y avenida Polonia.

profugo 2.jpg

El Gabinete de Homicidios de la DDI realizó ayer dos allanamientos, pero el imputado no estaba y era intensamente buscado. Los investigadores difundieron en los medios de comunicación una foto de Altamiranda Díaz y, al verse cercado por la Policía, finalmente se entregó.

Ayer, también se había entregado Sergio Fabián Urbistondo (34), otro de los acusados en el asesinato. Permanece detenido en la cárcel de Batán.

El hecho ocurrió el 9 de junio en Hernandarias y Polonia cuando seis delincuentes interceptaron una moto y golpearon con un palo a Aramayo para robarle. La secuencia fue advertida por los vecinos de la zona, lo que hizo que los asaltantes no pudieran lograr su cometido. Aramayo fue trasladado al Hospital Interzonal, donde fue intervenido quirúrgicamente y falleció al otro día de su internación.

Dos menores ya habían sido aprehendidos por el crimen de Aramayo, tras una serie de allanamientos donde secuestraron un arma de fuego y varios proyectiles de fusil.

Comentá y expresate