Una nueva tragedia conmueve a Tucumán, en donde una mujer de 33 años y madre de tres niños, murió al recibir una descarga eléctrica. Su esposo había electrificado la casa, cansado de los robos.

Según trascendió, el hecho tuvo lugar el martes por la noche. Fátima Ramírez se encontraba junto a los niños y corrió para evitar que el mayor de ellos, de 10 años, toque el alambrado que había puesto su marido. Lo logró, pero ella sufrió la descarga que fue fatal.

"Le agarró la corriente. Yo había puesto unos cables de alta tensión en la parte trasera de la casa porque nos habían entrado a robar en tres oportunidades", explicó la pareja de Ramírez, identificado como Pablo Gauna.

Su hijo resultó herido y fue trasladado al hospital de Niños, donde se informó que está fuera de peligro y que sólo presenta un raspón en la pierna izquierda. Fue dado de alta.

Según indica La Gaceta, la fiscal Adriana Gianonni investiga a Gauna por homicidio con dolo eventual. Al parecer, versiones indicaban que la víctima tenía una relación sentimental con otro hombre, lo que hizo que el hombre electrifique la casa.

Al ser indagado, Gauna habría reconocido la relación de Ramírez con otro hombre.

Comentá y expresate