Se hundió el pesquero María Luisa, uno de los buques inactivos que habían anunciado que se iba a remover y desguazar. Está ubicado en la sección cuarta del muelle 2 del Puerto.

Embed

Al hundirse el María Luisa cortó los cabos del Mellino II, que ahora está casi a la deriva. Escoró al Neptuno, que esta recostado sobre el Depemas 81, que se estaría hundiendo por popa en la sección Cuarta, muelle 2 del Puerto”, aseguró Roberto Garrone, periodista especializado en pesca y Puerto.

Embed

Tras el hundimiento, Prefectura Naval Argentina trabaja en la estabilización del Depermas 81. “Son buques abandonados que el Consorcio Portuario se comprometió a retirar hace dos años y todavía no sacó ninguno”, agregó el especialista.

Embed

El fresquero pertenece a la empresa Ostramar y estaba limpio de hidrocarburos. "Es uno de los 12 buques que anunciaron que iban a remover en 2017, están abandonados hace 5 años", sostuvo Garrone.

Embed

Se cree que el hundimiento se habría producido por el temporal de anoche. "Cuando Armada autorice, Lusejo es la encargada de desguazar estos barcos en el varadero de la Base Naval. La empresa ya tiene operarios en el lugar", concluyó el periodista.

Desde el Consorcio Portuario aseguraron que el buque María Luisa es uno de los barcos que está dentro del plan de desguace del Puerto. “La responsabilidad sigue siendo del armador del buque, en este caso grupo Ostramar. La Prefectura actuó junto con el Consorcio en el plan de contingencia para este tipo de eventos y contener cualquier tipo de situación que pueda contener algún tipo de contaminación”, expresó a Ahora Mar del Plata el presidente del organismo, Martín Merlini.

Además, desde la institución, aseveraron que “no hubo derrame de contaminantes de ninguna naturaleza porque está limpio y vacío” y que “no hay riesgo ambiental”. “Prefectura y el armador trabaja en el lugar para volver a las condiciones de estabilidad de la embarcación para poder ser trasladada. Estamos esperando que la Base Naval Mar del Plata no de la autorización para empezar a realizar el traslado”, explicó Merlini.

Se trata de siete barcos, entre ellos el María Luisa, que serían trasladados cuando llegue la autorización final. “No hay contaminación en virtud de que los barcos están limpios. Los últimos meses los barcos fueron limpiados de todo elemento contaminante, para poder ser cortados y desguazados.”, concluyó el presidente del Consorcio.

Comentá y expresate