El acusado de asesinar a Ana Laura Díaz, la mujer que apareció muerta el último lunes en un descampado de Génova y Fitte, se negó a declarar este miércoles y continuará detenido en la Alcaidía Penitenciaria N°44 de Batán.

Miguel Ángel Bermúdez, de 55 años, está acusado de matar a Díaz, con quien mantenía una relación sentimental. El robo de algunas pertenencias que sufrió Bermudez derivó en una fuerte discusión con Díaz, que derivó en el crimen de la mujer.

El hallazgo se registró el lunes cerca de las 14 en un terreno ubicado en Génova entre Fitte y Labardén, en jurisdicción de la comisaría 16°. Fuentes policiales informaron que un llamado al número de emergencias 911 alertó sobre la presencia de una joven muerta en un descampado.

Al llegar al lugar, los efectivos de la seccional constataron que se trataba de una mujer que se hallaba totalmente vestida y preservaron el lugar hasta la llegada de Policía Científica que realizó los peritajes correspondientes.

Los forenses determinaron que el cadáver se hallaba en avanzado estado de descomposición: la autopsia reveló que Díaz había sido asesinada el último viernes. Además, señalaron que a un metro del cuerpo fue hallado un cuchillo tipo de cocina con mango de madera limpio, sin manchas.

Desde la Red Nacional por el Reconocimiento del Trabajo Sexual emitieron un comunicado en repudio al “cruel asesinato de Ana Laura, de 26 años, trabajadora sexual de la zona ruta 88 de Mar Del Plata. Hoy nos sumamos al dolor por la pérdida de nuestra compañera, nos solidarizamos con su familia y amigxs, pedimos justicia y un enorme repudio social frente a este acto”.

Asimismo, solicitaron a las autoridades “locales y nacionales agilizar las investigaciones para que se aclaren los móviles del asesinato”. “De la misma forma exigimos al gobierno nacional que garantice la protección de los derechos humanos de lxs trabajadorxs sexuales, víctimas de un sistema político y económico que estigmatiza y vulnera nuestras existencias”, agregaron.

Desde la Red aseguraron que “este crimen nos retrotrae a los femicidios de las trabajadoras sexuales que popularmente trascendieron como el caso de ‘el loco de la ruta’. Quienes estuvimos en ese momento, sabemos que se trataba de los hijos del poder y la policía asesinando impúnemente a nuestras compañeras. A más de 20 años, esos crímenes aún hoy continúan impunes y prueban lo poco que importa nuestra vida para el Estado y la sociedad en general”.

Asimismo, el comunicado señala que “seguiremos luchando por todas nuestras compañeras asesinadas para que no haya olvido. La mejor manera de honrar la memoria de Ana Laura es pedir justicia, que se replique el repudio y seguir levantando las banderas por el reconocimiento de nuestros derechos”.

“Hacemos un llamado a todas las organizaciones feministas y del campo popular a que se sumen a este pedido de justicia! por nuestra compañera, que se avance en la investigación para que este crimen no quede impune y que se escuche bien fuerte el repudio”, concluyó el comunicado.

Comentá y expresate