Agustín Pelegrino, el acusado de matar al chofer Antonio Szapiel tras chocar contra su taxi, se negó a declarar este lunes ante el fiscal de Delitos Culposos, Pablo Cistoldi.

Por consejo de su abogado, Pelgrino decidió no dar su versión del trágico hecho. Tras presentarse en Tribunales, el acusado fue trasladado a la cárcel de Batán, donde continuará detenido.

El taxista (68) falleció este domingo a la madrugada tras ser embestido en Buenos Aires y Falucho por Pelegrino, un joven de 20 años que había robado un auto e intentaba escapar de la policía. El hecho ocurrió poco antes de las 5.30 de la mañana y el acusado quedó detenido.

Pelegrino había robado un Toyota Corolla de una cochera y circulaba a alta velocidad por Buenos Aires para escapar de la policía. Al llegar a Falucho, se encontró con el taxi (un Renault Logan) y lo embistió violentamente desde atrás. A raíz del impacto, el taxista salió despedido y falleció a los pocos minutos.

Embed

Según afirmaron testigos a Ahora Mar del Plata, el joven, herido por el choque, intentó escapar pero fue detenido a los pocos metros por personal policial.

Asimismo, compañeros del taxista, que unos minutos antes había finalizado un viaje, señalaron que la víctima fatal iba a comenzar sus vacaciones este lunes. “Se iba a ir de viaje con el hijo, esto es una locura”, explicaron.

Comentá y expresate