El hombre acusado de violar a su hija adolescente, quien hoy tiene 17 años y afronta un embarazo de siete meses producto de esos ataques sexuales, se negó a declarar este viernes ante el fiscal Fernando Castro.

El hombre, cuya identidad no trascendió, se negó a dar su versión de los hechos y fue trasladado a la cárcel de Batán, donde permanecerá detenido por el delito de “abuso sexual agravado por el vínculo”.

El jueves, el acusado se presentó ante la fiscalía 1 para interiorizarse sobre la denuncia por los abusos que pesaba sobre él y allí mismo se dispuso su detención y traslado a la Unidad Penitenciaria 44.

La adolescente realizó la denuncia junto a su madre hace tres días en la comisaría de la Mujer y allí reveló que estaba embarazada producto de los ataques de su padre dado que no había mantenido relaciones sexuales con ninguna otra persona.

Según trascendió, la menor de edad admitió que decidió dar a conocer las violaciones al no poder ocultar el avance de la gestación. Exámenes médicos reportaron que la víctima cursa un embarazo de 30 semanas, indicaron las fuentes.

Comentá y expresate