El joven que manejaba alcoholizado la moto en la que iba la chica que murió se negó a declarar y seguirá detenido en la Unidad Penal 44 de Batán. El último sábado por la madrugada, Axel Braian Pavone, de 19 años, perdió el control de la moto en Luro y Neuquén y su acompañante, una adolescente de 17 años, murió como consecuencia del choque.

Pavone y la víctima se conocieron ese mismo sábado en un boliche de Luro y San Juan. A la salida, Pavone ofreció llevar a la chica en su moto, una Honda XR 125, y ella aceptó. Al llegar a Luro y Neuquén, el conductor giró la cabeza para besar a la joven, pero dejó de prestar atención al tránsito, perdió el control de la moto, se subió a la vereda y chocó. La chica salió despedida, golpeó su cabeza contra el piso y murió.

Según confirmaron los investigadores, el joven conducía borracho (el test de alcoholemia le dio 1,73 g/l de alcohol en sangre), no tenía registro, no llevaba casco y circulaba a alta velocidad.

La Fiscalía de Delitos Culposos imputó Pavone por “homicidio con dolo eventual", un delito que contempla una pena de 8 a 25 años de prisión.

Comentá y expresate