Juan José Navarro Cádiz, acusado de disparar y asesinar al diputado Héctor Olivares y a su asesor Miguel Yadón a metros del Congreso, se negó a declarar en las últimas horas ante el juez Mariano Iturralde y la fiscal Estela Andrade. “Cebolla” llegó anoche al país extraditado desde Uruguay, informaron fuentes judiciales.

Su abogado cuestionó el operativo de seguridad realizado por la Policía Federal y sostuvo que su cliente “fue trasladado como si fuera un terrorista”, según publicó el portal on line 911.

El defensor, Ramón Arigós, se entrevistó con el imputado en el Palacio de Tribunales el viernes por la noche, poco antes de que fuera conducido a declarar ante el juez de instrucción Mariano Iturralde y la fiscal Estela Andrades.

“Estaba muy cansado, con mucho dolor de cabeza y en los ojos, me dijo que no había comido ni tomado nada durante todo el día. Es un desatino que una persona haga un acto de defensa en ese estado, lo vamos a tratar de hacer la semana que viene”, explicó Arigós.

Además, sostuvo que el joven de 25 años, que nunca había estado preso, estaba “muy conmocionado” por el operativo de seguridad para su traslado, que incluyó que varios efectivos viajaran en un avión de la Policía Federal (PFA) a Montevideo para traerlo a Buenos Aires.

El imputado permanecerá alojado en la Unidad 28 del Servicio Penitenciario, en los tribunales porteños, donde tratará de volver a verlo. Luego, de acuerdo a los cupos existentes, podría ser trasladado a una cárcel.

Fuentes judiciales confirmaron que el joven se sentía mal a raíz del viaje y los traslados y que le manifestó al juez que prefería dar su versión en unos días.

Comentá y expresate