El municipio desarticuló más de 800 fiestas clandestinas desde septiembre a la fecha, según informaron desde la secretaría de Seguridad. Además, se realizaron 2460 denuncias de festejos donde jóvenes se reunen en casas particulares sin respeto de los protocolos vigentes en el actual contexto de pandemia.

Este fin de semana hubo 150 denuncias de fiestas clandestinas, muchas son negativas y otras tantas no. A veces ante la música fuerte la gente llama pero por la cantidad de personas involucradas las calificamos como negativas. Si son positivas, lo que hacemos es enviar una patrulla municipal, esta verifica la veracidad de la denuncia, y se llama a la fuerza policial que debe actuar”, explicó Gustavo Jara, subsecretario de seguridad municipal.

El funcionario sostuvo que “no más de 10 personas se pueden reunir según el último decreto”.

Al respecto, desde el Municipio enfatizaron que "trabajamos muy fuerte para combatir la clandestinidad porque sabemos que no solo es un gran foco de contagio, ya que allí no hay protocolos, sino que también hay situaciones de riesgo para quienes concurren por los excesos que allí pudieran producirse".

Por su parte, el Departamento de Higiene Acústica y Nocturnidad llevó a cabo intervenciones en distintos horarios en comercios, a efectos de controlar su correcto funcionamiento, salidas de emergencia, presencia de matafuegos, habilitación municipal, cumplimiento de protocolos, permisos de espectáculos y cumplimiento de horarios de cierre.

Comentá y expresate