Por temor a las amenazas que recibieron a Lionel Messi y compañía, se decidió este martes suspender el amistoso internacional que la Selección Argentina iba a jugar ante Israel, el sábado.

“Este partido es como que nosotros celebráramos el aniversario de la ocupación de Malvinas, esto sería una aberración, una falta de respeto y una agresión al sentimiento del pueblo argentino", dijo Husni Abdel Wahed, embajador palestino en Argentina, como para que nuestro país entienda la magnitud de su indignación.

Esta mañana, un colectivo pro-palestino de Barcelona protestó en la práctica de la 'Albiceleste' por la decisión de disputar el amistoso con Israel en Jerusalén. Luego de eso, jugadores y cuerpo técnico solicitaron a la AFA que suspenda el partido.

La idea de Sampaoli es tener un amistoso preparatorio de cara al Mundial, por eso se busca rival para medirse. Lo óptimo sería no moverse de Barcelona, jugar allá y viajar directamente rumbo a Rusia.

Comentá y expresate