En la Cámara Alta del Congreso de la Nación, es decir, en el Senado, aún está en "stand by" un proyecto de ley que busca flexibilizar el secreto bancario, fiscal y bursátil, algo que volvió a remarcar la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. El objetivo del proyecto es que el Congreso acceda a la información financiera para investigar "fuga de capitales" o evasión fiscal, algo que hasta ahora solo pueden hacer los jueces y la AFIP.

La ex mandataria fue efusiva y defendió la iniciativa que debe debatirse en el Palacio legislativo durante su discurso en el plenario de la CTA en Avellaneda. Según trascendió, se espera que el debate sea retomado en comisión la próxima semana.

Los motivos del proyecto

El interés del kirchnerismo en llevar adelante esta propuesta radica en investigar el endeudamiento estatal de la gestión de Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Pero el tratamiento de este proyecto está trabado desde abril por pedido de Miguel Pesce, el presidente del Banco Central y Mercedes Marcó del Pont, titular de la AFIP.

"El Banco Central dice 'no, hay secreto bancario', los de la Comisión de Valores dicen 'no, hay secreto bursátil' y la señora AFIP dice 'no, hay secreto fiscal'", dijo Cristina en Avellaneda. "Este es un Estado estúpido donde no se articula la información para desarmar la estafa. Y todos tienen miedo. 'No, no puedo hacer eso porque hay secreto', es cierto, pero tampoco hay voluntad y actitud de cambiar las cosas", remarcó.

image.png
Cristina Fernández de Kirchner pidió respaldo para flexibilizar el secreto bancario, fiscal y bursátil.

Cristina Fernández de Kirchner pidió respaldo para flexibilizar el secreto bancario, fiscal y bursátil.

El corazón del proyecto sería ampliar las situaciones que están exceptuadas de mantener el secreto y de la prohibición de revelar operaciones que actualmente está en vigor en el mercado de capitales y sistema bancario. Para poder realizarlo, busca modificar la Ley de Entidades Financieras (21.526), la de Mercado de Capitales (26.831) y la de Procedimiento Fiscal (11.683).

El Congreso se sumaría a la lista de exceptuados a través de la Comisión Bicameral de Deuda Externa, al igual que los fiscales y la Jefatura de Gabinete. Pero también se quiere autorizar la entrega de este tipo de información a entes nacionales reguladores de gas y electricidad, ENARGAS Y ENRE, si éstos lo requieren.

¿Es posible que avance el proyecto?

Pesce y Marcó del Pont habían hecho especial hincapié en evitar que se desatara una corrida financiera y bancaria, además de detenerse en la complejidad legal del asunto.

El freno de los funcionarios generó controversias en la bancada oficial del Frente de Todos y los senadores que pertenecen a otros bloques se alejaron del proyecto luego de la advertencia.

image.png

La Vicepresidenta de la Nación fue enfática y, aunque no los nombró, quedó claro su malestar con los dos funcionarios, al tiempo que reclamó apoyo para el proyecto. La discusión también ocurre en momentos en que Cristina apunta a los márgenes de ganancia de algunas empresas como uno de los motivos que hacen crecer los precios en el país.

Igualmente, aunque el proyecto avance en el Senado, no encontraría tierra firme en la Cámara de Diputados, recinto en el que el oficialismo tiene cifras más ajustadas y una pila de proyectos estancados.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate