Llegó a catar más de 200 vinos por día. Asesoró a más de 100 bodegas y es uno de los enólogos más influyentes del mundo. Fue el creador junto a siete socios franceses de la Bodega Clos de los Siete, en el corazón de Valle de Uco (Mendoza). Y fue, también, quien impulsó el Malbec en la Argentina.

Michel Rolland, el reconocido enólogo francés que cambió la industria del vino argentino, visitó Mar del Plata por segunda vez después de más de 20 años. "Un buen vino es el que te gusta, es muy simple. El vino es placer", dice Rolland en una entrevista a solas con Germán Lagrasta, conductor del ciclo Reserva para Dosde Canal Diez.

Embed

"El vino en la Argentina tiene mucho más margen para crecer. Argentina tiene una historia de vinos muy chica. Hace 30 años había vinos solo para el mercado doméstico y hoy, en cambio, el país está haciendo vinos para el mercado internacional y tiene buena fama", sostiene este reconocido enólogo a nivel mundial.

"Cada vez que se habla de vinos en el mundo, Argentina está presente. El país tiene una posición muy buena y puede avanzar y progresar", destaca Rolland. "El Malbec es emblemático, tiene una posición en el mundo muy privilegiada", agrega.

En el final de la entrevista, el enólogo revela el secreto para hacer un buen vino: "Si elegimos un buen lugar, una buena planta y una buena viticultura, podemos hacer Merlot, Cabernet Sauvignon y todo lo que quieras".

En su paso por Mar del Plata, Rolland visitó la bodega Costa & Pampa, cenó en el restaurante Sarasanegro, hizo una cata en el bar Cava Federal y almorzó en el restaurante Lo de Fran.

Comentá y expresate