La Policía Federal detuvo al conserje de un hotel del centro donde funcionaba una secta. El hombre, de unos 50 años, está acusado de integrar una organización que mantuvo privadas de su libertad a al menos diez personas.

En total, ya hay cinco detenidos en el caso -cuatro hombres y una mujer-. Están imputados por trata de personas, reducción a la servidumbre y presuntos abusos sexuales. Los hechos ocurrieron en una especie de secta que funcionaba en un hotel del centro de la ciudad, ubicado en Diagonal Alberdi al 2500.

Pese a que la causa se mantiene bajo secreto de sumario, trascendió que el conserje fue detenido durante un allanamiento realizado este martes en el hotel. El testimonio de las víctimas fue clave para su detención. El conserje fue trasladado a la Policía Federal y este miércoles declaró ante el juez Santiago Inchausti, aunque no trascendió el contenido de su testimonio.

Las primeras versiones indican que las víctimas eran obligadas a trabajos de servidumbre y hubo quienes sufrieron explotación sexual. Para captar gente, la organización utilizaba el culto religioso.

El lugar aparentemente funcionaba como un hotel y las víctimas eran recluidas con un “importante nivel de sumisión, de mucha gravedad”. En algunos casos, "tenían limitados los egresos del lugar".

Según indicaron fuentes del caso a Ahora Mar del Plata, las causas iniciaron a fines del año pasado en el fuero provincial, tras una denuncia ante la Procuraduría de trata y explotación de personas por privación ilegal de libertad. Luego se sumó el testimonio de otras seis víctimas. Cuando detectaron la posibilidad de trata de personas, lo derivaron a la justicia federal.

La semana pasada se realizó un allanamiento en el lugar donde se rescató a diez posibles víctimas y detuvieron a tres hombres y una mujer. En el operativo participó la Policía Federal.

Comentá y expresate