Eliza Fletcher, heredera de una fortuna de más de mil millones de dólares, fue hallada asesinada. El cuerpo de la mujer de 34 años fue encontrado luego de tres días de búsqueda. La policía de Memphis, Estados Unidos, confirmó que hay una persona detenida, imputada por el crimen.

Las autoridades aún no confirmaron la causa de la muerte de Fletcher, según WHBQ-TV, pero identificaron el cuerpo como el de la multimillonaria heredera, que fue encontrado a 10 kilómetros de donde fue vista por última vez.

La mujer de 34 años era la heredera de la compañía de ferretería Orgill, con sede en Memphis, Tennessee. La empresa tiene más de 5.000 empleados y está valorada en tres billones de dólares. El abuelo de la joven fue el hacedor del imperio y murió en 2018 a los 80 años. Un diario local describió a Orgill Inc. como una "empresa que pasa desapercibida", diciendo que "la mayoría de la gente de Memphis no tiene ni idea del alcance de Orgill Inc".

La compañía vende sus más de 75 mil productos a 60 países en todo el mundo. Bajo la dirección de su abuelo, Orgill Inc. pasó de ser un negocio regional a un líder mundial en suministros de ferretería.

Forbes incluyó a Orgill en la lista de las 143 empresas privadas más grandes de Estados Unidos en 2021, con unos ingresos de 3.200 millones de dólares ese año. Según Historic Memphis, Orgill es la empresa en funcionamiento más antigua de la ciudad, fundada en 1847.

Al parecer, Eliza salió a correr por su barrio cuando fue secuestrada por el hombre que se encuentra detenido.

Los vecinos, desconsolados, describieron su horror tras el hallazgo del cuerpo antes de la comparecencia de su presunto asesino, Cleotha Abston, en el tribunal de Memphis, Tennessee, hoy.

Abston, de 38 años, fue acusado de secuestro y manipulación de pruebas en relación con su desaparición, pero aún lo imputaron del asesinato.

La mujer se desvaneció mientras salía a correr en la madrugada del viernes, lo que desencadenó una larga búsqueda de cuatro días, que llevó a los agentes a varias zonas boscosas de Memphis. La zona en la que se encontró el cuerpo está a sólo cien metros del complejo de apartamentos Longview Gardens, donde vive el hermano de Abston, Mario.

Una camioneta que se cree que pertenece a la unidad de médicos forenses abandonó el lugar seis horas después de que se encontraran los restos, y se cree que estaba transportando el cuerpo. Las fotos del lugar de los hechos mostraban un helicóptero de la policía sobrevolando la búsqueda. Los vecinos, horrorizados, se reunieron en torno a la escena del crimen cuando se produjo el espantoso descubrimiento.

"Es emotivo, realmente duele", dijo April Jackson, de 30 años, al diario británico DailyMail. 'Podría haber sido cualquiera que saliera a correr esa mañana, un estudiante, cualquiera. Y acaba de ser liberado hace dos años por otro secuestro y sale y lo vuelve a hacer', dijo en relación al detenido.

En la denuncia penal contra Cleotha, se cita a testigos que dicen haber visto al sospechoso en casa de su hermano comportándose de forma extraña y lavando la alfombra de una camioneta.

El violento delincuente, acusado de matar a la multimillonaria heredera Eliza, había acechado la zona de la que desapareció mientras hacía footing durante casi 30 minutos antes de su secuestro.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate