En una entrevista reciente, Daniel Radcliffe contó los altibajos de su carrera después de su protagónico en Harry Potter y dio a conocer sus adicciones, principalmene con el alcohol.

El actor le confirió a su célebre personaje la culpa de su alcoholismo. Así lo expresó el hombre, sin vueltas ni evasivas: ““Mi alcoholismo se debe a Harry Potter”. Radcliffe pasó por la televisión italiana, donde se refirió a la fama temprana, ese ¿mal? que a tantos otros aquejó. “Me preguntaba si seguiría siendo el mago de Hogwarts para siempre”.

No es la primera vez que Daniel habla de sus adicciones, pero sí se trata de la vez que ha hablado más abiertamente. “En parte, la causa de todo lo que me sucedió a mí fue el pánico. La aventura estaba terminando y no estaba seguro de qué haría después”, explicó el actor que hizo del mago desde los 11 hasta los 21 años.

Si salía y me emborrachaba, la gente me miraba con interés y curiosidad, porque no era solo una persona ligeramente brillante, todavía era el niño Harry Potter”, redondeó Radcliffe. Hasta ahora ningún otro film ha ganado la atención tanto como Potter, a pesar de contar con buenas propuestas en otros géneros, como comedia romántica o terror gótico: “No extraño beber –concluyó–. Cuando pienso en el caos que era mi vida entonces, estoy feliz de ser mejor".

Fuente: Guioteca.

Comentá y expresate