La última encuesta del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) reflejó el agravamiento del mercado laboral en la Argentina. El 49,3% de la población activa tiene empleo informal. Sobre ese grupo, el 81,7% tiene un trabajo de baja calidad, el 75,9% no recibe aportes de seguridad social y el promedio salarial es de 10.283 pesos mensuales.

La semana pasado, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) reveló que la tasa de desempleo alcanzó el 10,1%; volviendo a las dos cifras luego de 13 años.

Según el último informe de la UCA, al que tuvo acceso exclusivo Infobae, a finales de 2018 los ocupados en el sector público representaban el 14,9% (se incluye tanto a los empleados que cubren las necesidades operativas del Estado como a los trabajadores que contraprestan en los programas de empleo directo), y solamente el 35,8% de los ocupados realizaban actividades en el sector privado formal (actividades laborales profesionales o en unidades económicas de media o alta productividad e integradas a los mercados formales).

En el 2018 el 81,7% de los trabajadores del sector micro-informal tenían un empleo precario o un subempleo inestable, mientras que este empleo de baja calidad solo lo presentaron el 24,8% de los trabajadores del sector formal y el 12,6% de los del sector público.

La brecha salarial entre un trabajador del sector formal y un empleado no registrado es abismal: mientras que un trabajador que esta en el mercado laboral pleno recibió en el 2018 un promedio de 24.985 pesos mensuales el empleado de la economía informal sólo obtuvo $10.283. Esta brecha se mantiene relativamente constante en todo el período analizado ya que el 26,4% de los trabajadores del sector micro-informal se declaran asalariados, mientras que el componente no asalariado representa el 73,6% de estos puestos.

La mayor parte (52,5%) de los trabajadores del sector micro informal tienen trabajos de cuentapropistas mientras que el 20,3% tiene un trabajo en relación de dependencia pero sin recibir aportes. El 14,9% pasó por empleos temporales.

La clase media argentina parece haber sido castigada en el último año. Según el estudio de la UCA, en el 2017 había un 13% de sectores de clase media que estaban con empleos no registrados. Pero en el 2018 este sector saltó al 17,3% del universo de los trabajadores de empleos informales.

Comentá y expresate