La Selección Argentina de rubgy, Los Pumas, protagoniza un hecho insólito en Australia: seis jugadores y dos miembros del staff se fueron a una excursión en su día libre, no les permitieron regresar a la concentración por restricciones por la pandemia del coronavirus y se perderán el duelo contra los Wallabies por el Rugby Championship, el próximo sábado 2 de octubre.

Según informó el portal The Courier Mail, dejaron Queensland para hacer una excursión a Byron Bay y, en su regreso a la base de entrenamiento en Gold Coast en la noche del miércoles, personal policial les impidió volver a ingresar.

Los argentinos no estaban al tanto de una nueva regla local: Queensland Health dispuso una "burbuja fronteriza" para Twee Heads y Byron Bay, a partir de la 1 de la madrugada del miércoles. Las personas sólo podrán cruzar esa frontera por trabajo, a establecimientos educativos, centros de salud y para hacer compras esenciales: no incluye turismo.

Según informó la UAR en un comunicado oficial, los ocho miembros afectados son Sebastián Cancelliere, Lucas Chioccarelli (manager), Joaquín Díaz Bonilla, Felipe Ezcurra, Pablo Matera, Rodrigo Martínez (analista de video), Santiago Medrano y Santiago Socino.

"Todos se encuentran en perfecto estado de salud, alojados en un hotel de la zona, a la espera de que sea resuelta su condición. Por el momento, su única limitación es la imposibilidad momentánea de traspasar la jurisdicción estatal para volver a reunirse con el resto de los integrantes que permanece en Queensland", explicaron.

En ese sentido, la entidad aseguró que tienen "como prioridad absoluta resolver este inconveniente" y "realizando todas las gestiones necesarias a nivel institucional" para que regresen a la concentración lo más pronto posible."En forma paralela ha iniciado un proceso interno para esclarecer lo acontecido y determinar las responsabilidades correspondientes", añadieron.

A su vez, dejaron en claro que "los miembros de la delegación afectados no podrán participar del próximo partido, el cual se encuentra pautado para el sábado 2 de octubre".

Los Pumas debían estar aislados en Australia por un brote de coronavirus

En medio de su estadía en Australia para enfrentar a los Wallabies por la última fecha del Rugby Championship, Los Pumas recibieron la noticia de que debían aislarse en sus hoteles a modo preventivo por un brote de Covid-19 en Brisbane.

Tanto el seleccionado argentino como los equipos de Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica recibieron la misma orden debido al brote en la ciudad cercana a Gold Coast, ciudad en la que se llevará a cabo el partido. Según informó el Clarín, los jugadores podían salir a entrenar pero solamente podrán hacerlo a puertas cerradas y en formato de burbuja.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate