Selena Gómez vivió uno de los momentos más críticos en su vida el años pasado cuando debió ser trasplantada de un riñón, que fue donado por su mejor amiga, Francia Raisa.

Lo cierto que su recuperación no fue del todo fácil y, en una reciente entrevista, Francia contó detalles de la situación crítica que vivió la cantante post operación.

"Después de nuestra cirugía, me desperté y recibí un mensaje de texto de Selena que decía: 'Estoy realmente asustada'. Mi riñón está muy activo. Tuvieron que llevarla a cirugía de emergencia, extraerle una vena de la pierna y construir una arteria nueva para mantener mi riñón en su lugar. Podría haber muerto", reveló la joven a una revista.

Si bien ya pasaron muchos meses de aquel episodio traumático, la joven admitió que no lo reveló antes porque fue muy difícil.

“No queríamos contarle a nadie porque la recuperación fue muy difícil para nosotros, y pasamos por una depresión en ese momento. Como que sólo queríamos ser normales y no tener esa atención en nosotros”, agregó.

Comentá y expresate