Un joven murió cuando tropezó al tratar de sacarse una selfie en un puente de la región española de Andalucía. Jenaro Melguizo tenía 24 años y volvía en auto con su hermano rumbo a Granada, cuando le pidió frenar a la altura del Puente de Lata para sacar una foto.

Después de unos minutos sin aparecer, su hermano salió a buscarlo y fue en ese momento cuando se dio cuenta que Jenaro había caído al vacío.

El joven estaba a punto de graduarse en Historia del Arte y tocaba el oboe en una banda musical local de la ciudad de Dúrcal, donde además jugaba al futsal. Durante los fines de semana trabajaba en una cafetería.

Una multitud asistió al velatorio de Jenaro. Amigos y familiares del joven manifestaron la tristeza por el accidente. Sus amigos lo recordaron como un ejemplo de persona: "Era muy trabajador, servicial y educado".

Comentá y expresate