José Luis Serre, el religioso que tuvo una larga trayectoria en Mar del Plata y último destino en una parroquia de Necochea, aparece destacado en una lista de 63 curas acusados y procesados por abusos sexuales durante las últimas dos décadas que publica el diario La Nación.

El obispo de la Diócesis de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, fue quien sacó a la luz el caso cuando comunicó que Serre había sido excluido de la Iglesia a partir de la denuncia de un menor de edad, caso que dijo haber llevado a la justicia aunque se desconoce en qué departamento judicial se tramita.

serre ficha.png

El último trabajo de Serre había sido en la parroquia Nuestra Señora de Lourdes, en Necochea. Hasta entonces había recorrido varias localidades de la zona, entre ellas Mar del Plata y Balcarce, siempre con un desempeño que ganó reconocimientos en las comunidades con las que tuvo que convivir.

“El delito por el que está procesado es grave y aberrante”, aseguró Mestre que fue el primero en escuchar a la víctima, que se acercó hasta el obispado local acompañado por sus padres. Su relato fue convincente y según el obispo, el propio Serre le habría hecho cargo del delito que se le imputaba.

A partir de aquel testimonio se dispuso la suspensión preventiva de Serre en las funciones religiosas, con una restricción especial para el acercamiento a menores de edad. Mientras tanto se inició el proceso canónico que al cabo de varios meses culminó con una resolución del Vaticano que confirmaba su exclusión de la Iglesia.

Comentá y expresate