Shell, de la petrolera Raizen, aumentó un 4,3% el precio de las naftas desde la medianoche del miércoles. De esta manera, se sumó a los incrementos que también comenzaron a aplicar Axion e YPF.

La suba de Raízen completa los incrementos de las tres petroleras que dominan el mercado de combustibles local. El lunes Axion comunicó un incremento del 6%. YPF, la empresa que concentra más del 50% del mercado, informó que las naftas aumentaron 3,9 por ciento y el gasoil, 4,5%.

Los incrementos en las naftas eran esperados y obedecen a la fuerte suba del dólar y al incremento del precio global del petróleo, que subió casi 10 por ciento durante abril. El crudo Brent, de referencia en el mercado argentino, que viene con una tendencia alcista en las últimas semanas y el barril ya superó los 72 dólares.

Las empresas trasladan estos costos -el 80% de sus números están dolarizados- a los surtidores, aun a costa de perder mercado. Como informó YPF el mes pasado, el consumo de combustibles cae a un ritmo del 6%, mientras que las naftas aumentaron más del 65 por ciento anual.

A comienzos de abril, Raízen había picado en punta con los incrementos y las naftas de Shell habían subido 9,5%. Pero la petrolera debió retrotraer parte de la suba cuando sus competidoras YPF y Axion informaron aumentos en torno al 5%.

Comentá y expresate