El secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio, Guillermo Bianchi, valoró que los locales puedan seguir trabajando en Fase 3 pero advirtió que si General Pueyrredon llega a pasar a Fase 2, “los comercios necesitarán instrumentos como el ATP”.

Tras el primer día en Fase 3, en el que los comercios no esenciales están obligados a cerrar a las 20, Bianchi indicó: "El cambio se preveía, porque Mar del Plata estaba entrando cada vez más en una cantidad de casos que iban a determinar las caídas de fases. Hay diferencias, el tema de la circulación dentro de los lugares de trabajo permite mantener la cantidad de gente, porque la gente puede entrar a los comercios. Acá lo importante es que se ha autorizado una reducción horaria y no el cierre, como el año pasado".

"Debemos apuntar a la prevención.El covid se ataca de dos maneras: con la vacuna y con la prevención. El uso de barbijos, la distancia social y la higiene es la forma ideal para prevenirnos", sostuvo Bianchi en diálogo con Telediario. "Los contagios se han dado notoriamente en la nocturnidad, en el transporte público y en las reuniones sociales. En el comercio, si nos cuidamos, vamos a poder continuar. Obviamente con mermas, pero no se detiene la actividad comercial", agregó.

Para Bianchi, el sector comercial tiene “una caída natural”, ya que entró en un ciclo “en el que se terminó la temporada y pasó Semana Santa”. En tal sentido, valoró que "hay algunas medidas que se están tomando y que acompañan. La restricción de despidos de trabajadores era hasta el mes de abril y ahora se extiende hasta el 31 de mayo. Son medidas que complementan la caída económica que vamos a tener".

General Pueyrredon ya es un distrito considerado de alto riesgo epidemiológico por el Ministerio de Salud de la Nación. En tal sentido, la posibilidad de un descenso a Fase 2 está latente. Si eso sucede, los comercios no esenciales se verán obligados a cerrar a las 19. "Acá hay un hecho que hay que ir observando: de avanzar los casos, Mar del Plata caería en Fase 2 y ahí sí entraríamos en nuevas miradas que hay que contemplar. Entre ellas, instrumentos que permitan sobrellevar el cierre de algunos comercios, como el ATP. Todavía no estamos en esa fase, pero sabemos cómo se comporta esta segunda ola", remarcó Bianchi.

Por último, Bianchi se refirió a las dificultades de los trabajadores del sector comercial:

"Se nota claramente la caída en la contratación de gente. En la última temporada son muy escasos los puestos que se han generado. Las temporadas cuando eran buenas traían como consecuencia la continuidad de puestos de trabajo y eso no se está dando. No está fácil la situación del empleo en la ciudad".

Comentá y expresate